Cómo Billy consiguió que Mireia volviese a sonreír

  Subscripción via RSS

15/12/2017

Esta es la historia de un héroe muy particular. Es la historia de Billy, un perro que ha retornado la alegría y la sonrisa a la casa de Mireia, una chica de 17 años que sufre una rara enfermedad genética minoritaria.

Una complicación en una operación medular afectó la movilidad de la joven, lo que la llevó a padecer una profunda depresión. Ante esta complicada situación, la familia Falip – Llevadot buscaron terapias que ayudaran a Mireia a recuperar el ánimo, tras recluirse en su domicilio sin ganas de salir ni relacionarse con nadie de su entorno. Fue así cuando llegó Billy, un labrador adiestrado para atender a las personas que lo necesitan, con una habilidad sobrehumana para detectar a quien precisa de atención y cuidados. Desde entonces, “en esta casa todo es diferente, desde que llegó el perro vivimos en otro clima”, explica Carmina Llevadot, madre de Mireia.

Mireia y Carla son dos hermanas gemelas y ambas sufren de mucopolisacaridosis, una enfermedad considerada rara de la que pocas personas en España están afectadas. Las dos tuvieron que ser intervenidas por la misma afectación medular, con la mala suerte de que Mireia no logró los resultados esperados de la operación. Desde entonces debe moverse en silla de ruedas. “Mireia no quería saber nada de nadie y gracias a Billy todo es diferente”, explica Andrea, la hermana mayor.

Billy fue adiestrado en la escuela canina Dogking de Sant Cugat del Vallés, una entidad que trabaja para enseñar a los perros a trabajar con las personas y ayudarles a superar situaciones físicas y emocionales excepcionales. Se trata de un perro terapeuta que “sintonizó muy bien con Mireia, fue un flechazo a primera vista”, explica Antonio Dávalos, director y adiestrador del centro canino. Para el experto, la sintonía entre ambos actores es determinante para el desarrollo de la terapia, “cada persona tiene un carácter, así como cada perro y eso debe conjugar”, añade Dávalos.

Ramon Falip, padre de Mireia, cuenta que “necesitábamos un aliciente para conseguir que saliera de casa e interactuara con la gente”, así que tuvimos claro que un perro de terapia sería una buena solución. Como la misma Mireia explica, “salir a pasear con Billy me obligaba a hablar con quien me paraba, querían saludar y acariciar al perro”. Pero más allá del paseo, un perro como éste estimula a los pacientes con la interacción que permite. “El cariño que se le transmite, las caricias, la asistencia que ofrece” son algunas otras cosas que contribuyen a mejorar la estima de las personas que los poseen, comenta Dávalos.

En este sentido, en los trabajos de fisioterapia el can labrador también tiene un papel muy importante. “Ella pone las piernas encima de Billy, para que con su cuerpo se calienten y así también la musculatura, mientras hacemos los trabajos de movilidad del resto de extremidades”, explica.

Los padres de Mireia, en saber de la terapia canina de Dogking, decidieron solicitar uno de los ejemplares que facilitaban gracias al acuerdo entre Feder, la Federación Española de Enfermedades Raras, y la Obra Social de La Caixa. Tras tramitar la solicitud, y tras agravarse la situación de la joven tras la operación, lograron obtener uno de los cinco ejemplares que proporcionaban. Así Billy pasó a ser un miembro más de la familia junto a Nico, otro perro que adoptaron en una protectora próxima, y una simpática gatita que congenia perfectamente con los canes.

La interacción que ofrece Billy con todos los miembros de la casa es asombrosa. Carla, la hermana gemela de Mireia, cuenta que cuando el perro ve que está estresada por los exámenes, “se acerca para que lo acaricie, eso me relaja mucho y me ayuda a concentrarme de nuevo”, explica.

Billy se ha convertido en todo un referente para los de Bellvís, un pequeño municipio cerca de Lleida. Todos sus vecinos le reconocen como un héroe que ha devuelto la sonrisa a la familia.


 

 

 

Fuente: LA VANGUARDIA

 

 

Etiquetas:

Contacto

Hogar MPS España (piso de acogida)
Avda. Barcelona nº 174 1º 2ª
08700 Igualada (Barcelona)
93 804 09 59 / 617 080 198
info@mpsesp.org

Certificación

/con

Recibir boletín


Social Media